Coaches y Coachees y nuestro modelo de Coaching

escuela-de-coaching-CTI-coactivo-México

En el artículo anterior conocimos los dos primeros pilares de nuestro modelo de Coaching Co-Activo, mismos que nos hablaban de que todas las personas por naturaleza somos creativas y del enfoque general hacía las personas (teniendo en cuenta siempre su ámbito personal y profesional).

 

A continuación, explicaremos de qué se tratan el tercer y cuarto pilar de nuestro modelo de Coaching Co-Activo:

 

3.-Danzar en este momento.

Una conversación es un intercambio dinámico y poderoso entre personas. Es natural que prestemos atención al contenido de la conversación – a sus palabras, a su posición, a las ideas. El contenido normalmente es lo más visible. Pero más allá de la importancia de las palabras y su contenido, es importante entender qué está sucediendo en cada momento. Cada conversación genera un tono, un estado anímico y un matiz diferente. A veces la manera en la que se dicen las palabras, expresa más que el significado de las palabras por sí mismas. Para un Coach, una conversación es un ejercicio de escucha con un alto nivel de atención a muchos niveles.

 

Para un Coach saber qué decir o qué preguntar dentro de una conversación con su cliente no hace parte de un guion, esto se da en cada uno de los momentos generados.

Por eso se dice que “danzar en este momento” es estar totalmente presente para saber qué está sucediendo, y así responder de manera adecuada y natural a lo que está pasando en cada momento, más que a algo planeado previamente. De esta manera el Coach evita traer su propia agenda y se concentra en lo que el cliente está diciendo o no diciendo.

 

“Danzar” es responder desde un punto Co-Activo – “Co”, desde el aspecto colaborativo y “Active” desde un modo de movimiento activo en torno al ritmo generado por la conversación y la circunstancia.

 

En una conversación auténticamente Co-Activa hay momentos en los que el Coach es quien guía la danza, en otros momentos es el cliente el que se encarga de ello, y en otros no está claro quién lleva a quien, pero la “danza” continua y fluye.

 

4.-Evocar la transformación.

Es claro que el Coach y su cliente se encuentran en una conversación Co-Activa para alcanzar un objetivo: el que el cliente tenga, idealmente  como un paso hacia una vida más plena.

Probablemente el tema de una conversación entre un Coach y su cliente en un inicio sea algo bastante específico, pero si ejemplificáramos esa conversación con un árbol y sus ramas, pudiéramos decir que si partimos de la hoja (el tema de conversación), llegamos a la rama y luego seguimos hasta el tronco y profundizamos en sus raíces, seguramente encontraríamos una conexión más profunda.

 

El objetivo del cliente seguramente podría ser clarificar una acción alrededor de un proyecto en concreto, por ejemplo, conseguir un nuevo trabajo, mejorar su condición física, ejecutar un plan de negocios, etc…

 

Pero por el otro lado el Coach está viendo el panorama completo, el árbol, con sus hojas, sus ramas, su tronco y sus raíces.

 

Para el cliente puede o no ser claro el objetivo al cual anhela llegar, pero cuando se logra generar la conexión entre dicho anhelo y el potencial que tiene dentro de su vida, experimenta un efecto de transformación muy poderoso.

Los Coaches Co-Activos tienen un rol preponderante para que esa conexión suceda, siempre manteniendo una visión clara entre lo que es posible y fomentando el compromiso de generar una experiencia transformadora en su cliente.

 

CTI México te invita a su curso Fundamentals para principiantes del 01 al 03 de marzo en CDMX. ¡Inscríbete! http://coactive.mx/cti/coaching-co-activo/#tab-1425269321735-3-9

 

¡No olvides formar parte de esta gran comunidad y suscríbete a nuestro newsletter para conocer más sobre el Coaching Co-Activo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *