¿QUIERES SER COACH? AQUÍ TE DECIMOS LO PRIMERO QUE DEBES TENER EN CUENTA

coaching

Si quieres triunfar como coach, primero debes entenderte a ti mismo y a los demás.

Es muy común que, las personas que desean ser exitosas, primero se concentren en sí mismas y no en los demás. Normalmente piensan en qué posición pueden obtener, qué prestigio les dará, cuánto dinero y qué beneficios recibirán.

Lo cierto es que, para lograr alcanzar el verdadero éxito, hay que brindarse a los demás.

Douglas M. Lawson dijo: “Existimos temporalmente a través de lo que tomamos, pero alcanzamos la eternidad por medio de lo que damos”.

Es por eso que, la labor de un coach, es tan gratificante y relevante, sin embargo, es preciso decir que no toda la gente nace con esa vocación.  Si te consideras uno de los afortunados, te invitamos a analizar como estás en estos aspectos:

Inseguridad:

Cuando alguien se siente seguro, importante y querido, no tiene la necesidad de rebajar a otros para verse más grande que ellos.  Ese tipo de actitudes las suelen tener las personas inseguras, ellos tratan de lucir mejor a costa de otros.

La gente verdaderamente exitosa, ayuda a los demás a subir también y nunca se sentirá amenazada por la idea de que otros puedan llegar más alto que ellos.

Un buen coach, seguro de sí mismo, ayuda a otros a triunfar y esto le genera un sentimiento de alegría y satisfacción.

Ego:

Las personas con un ego grande, piensan que los demás existen sólo para servirles de una u otra manera. Normalmente es gente que se rodea de gente con personalidad más débil que la de ellos, para siempre parecer más grande y mejor. Hay un dicho que dice: “Hay quienes tienen un ego tan grande que necesitan ser la novia de la boda o el cadáver del funeral”.

Una persona que solo piensa en sí misma jamás se le ocurrirá dedicar tiempo a ayudar a otros a progresar.

Detectar habilidades:

Todas las personas nacemos con diferentes habilidades.

Lo cierto es que, algunas personas tardan mucho tiempo en detectarlas en sí mismas y, por ende, es imposible que las vean en sus compañeros.  La buena noticia es que, si eres una de las personas que sabe reconocer sus propias habilidades, seguramente se te facilitará también reconocerlas en los demás. Cuando esto suceda, resultará beneficioso para ambos, pues tanto tú como la persona a quien ayudes como coach podrán cumplir sus propósitos para los que nacieron.

Concepto de éxito:

El verdadero concepto del éxito consiste en conocer tu propósito, crecer hasta alcanzar tu máximo desarrollo y que con lo que hagas te asegures de estar ayudando a otros.

Algunas personas tienen el concepto del éxito disfrazado de mucho trabajo para lograr llegar a un destino y obtener posiciones materiales que sean mejor o más valiosas que las de las otras personas.

Cuando la gente aprende a medir el éxito por el grado en que usa lo que recibe, ese tipo de mentalidad se acaba y definitivamente uno de los aspectos esenciales tiene que ver con la satisfacción que nos genere el ayudar a otros.

Capacitación:

Si quieres ser un buen coach y ayudar a crecer a los demás, es preciso que te prepares para saber cómo hacerlo. Formarte como coach no es algo que te enseñen en el colegio ni en la universidad. Para capacitarte en esta disciplina y poder influir de manera correcta en la vida de los demás y lograrlos llevar a un nivel superior es imprescindible que te capacites en un programa acreditado por la ICF.

Si estás interesado en iniciar tu carrera como coach, te invitamos a leer detalles de nuestro programa para principiantes llamado Fundamentals — > http://coactive.mx/cti/coaching-co-activo/#tab-1425269321735-3-9

Si te gustó este artículo, compártelo con tu comunidad en las redes sociales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>