Categoría: Coaching

Help others achieve personal and professional goals by providing training and guidance.

coaching

¿BUSCAS DESTACARTE COMO LÍDER?

Empieza por aplicar estas 7 sugerencias.

 ¿Hay alguien que te haya cambiado la vida?

Analiza todos tus años de estudio ¿Recuerdas quién fue tu mejor maestro? Casi todos tenemos uno.

Yo recuerdo al mío y fue un maestro extraordinario, por su forma de enseñarme cada cosa en el curso y mejor aun su técnica. Sin duda tenía un gran conocimiento y estoy dispuesto a apostar que eso era lo que lo separaba de los demás, su habilidad en hacerme creer en mi y lograr que me viera como el mejor en cada cosa que hacia. Así entendí que el mejor maestro es aquél que piensa que eres maravilloso y te lo dice.

Ahora quisiera que analices a tus líderes en tu vida laboral y plantéate las siguientes preguntas:

¿Mi líder cree que soy un 10?

¿Mi líder cree en lo que digo y hago?

¿Mi líder cree en mis opiniones?

¿Me es difícil acercarme a mi líder?

Un buen líder es el que guía a sus empleados, piensa en ellos, busca su estabilidad  y su bienestar. Suele ser muy empático y así logra posicionarse como alguien a quien la gente quiere seguir.  Crea un ambiente de trabajo con actitud positiva e inspiradora donde todos los integrantes tienen un lugar y un propósito.

Para algunos líderes este proceso suele ser de lo más sencillo, este tipo de líderes sabe que las personas que crecen con apoyo y valoración a menudo ayudan a los demás a desarrollarse casi en forma instintiva.

Si buscas destacarte como un buen líder, esa es una habilidad que debes desarrollar, para empezar, aquí te dejamos las siguientes sugerencias:

  1. Observa a los demás y visualiza cómo pueden llegar a ser

Busca ese gran potencial que está dentro de cada persona que lideras.

       2- Préstales lo mejor que tienes… tu fe en ellos

Cuando aquellos a quienes guías no crean en sí mismos, tú puedes ayudarlos a tenerse fe y confianza.

       3- Atrápalos haciendo algo bien

Ayúdalos a que se den cuenta de su potencial, esto les ayudará a creer en ellos mismos.

        4- Cree lo mejor: dales el beneficio de la duda

Piensa en que la interacción sería mejor si  vieras lo mejor de ellos y les otorgaras el beneficio de la duda tal como lo haces contigo mismo.

        5-Aprende a identificar los 10 en tu gente

Recuerda que todos podemos ser un 10 en alguna área. Siempre que alientes a tu gente concéntrate en ese aspecto de 10 en el que cada uno de ellos se destaca.

6- Ubica a la gente en su zona de fortaleza

Diles y demuéstrales sus verdaderas fortalezas. A la mayoría de las personas se les dificulta reconocer sus habilidades por si solas. Por eso es tan valioso tener un líder que tenga un interés verdadero en ayudarles a identificar sus puntos fuertes.

Dales lo adecuado. Tener a alguien trabajando en una actividad que le gusta y se le facilita, le puede cambiar la vida.

         7- Trátalos con respeto

La gente siempre merece lo mejor de su líder, aun cuando no esté dando lo mejor de sí. Sabemos que toda persona tiene un valor como ser humano y el derecho de ser tratada con respeto y dignidad, es algo que no se le debe negar a nadie.

Siempre recuerda…

  • Ayúdalos a crecer dándoles aliento
  • Dales crédito brindándoles reconocimiento
  • Dales reconocimiento mediante la gratitud

Comienza hoy a ver y liderar a los demás por lo que pueden ser y no por lo que son, y te asombrarás al ver su respuesta.

Si te interesa profundizar en estos temas, te invitamos a que veas los diferentes tipos de cursos y programas que CTI Co-Active México tiene para ti y para tu empresa en el siguiente link http://coactive.mx/

 

 

 

 

coaching

¿Cómo adoptar la mentalidad de un buen Coach?

Ser Coach no es solo lo que haces sino también lo que eres.

Algunas personas tienen un don natural para interactuar con los demás de manera empática y fluida, por otro lado, hay a quienes las relaciones personales se les dificultan un poco. Sin embargo, si así lo deseamos todos tenemos la oportunidad de formarnos como Coaches para así aprender a encaminar a los demás en la superación de sus propios obstáculos y la consecución de sus metas.

Son diversas las técnicas que pueden implementarse para que, como Coach ayudes a quienes te rodean a alcanzar el éxito. Esta labor, no solo generará acciones positivas a las demás personas, sino que también a ti te representará un crecimiento personal y como líder.

Aquí te compartimos algunas recomendaciones para que adoptes la mentalidad de un buen Coach:

Convierte el desarrollo de los demás en tu prioridad.

Para triunfar como Coach, siempre se debe tener como objetivo ayudar a los demás a crecer. Para marcar una diferencia como Coach, es necesario hacer un compromiso firme para desarrollar a otras personas.

Limita la cantidad de personas a las que ayudarás.

Cuando se comienza a apoyar a otras personas en su desarrollo, es común que el ímpetu sea muy grande. Sin embargo, te recomendamos administrar tus propios recursos procurando atender solo a una cantidad de personas a las que les puedas brindar tu tiempo de calidad.

Desarrolla relaciones.

Los mejores Coaches entienden el papel importante que desempeñan las relaciones personales cuando se trata de buscar el éxito. Si no procuras tener una buena relación personal con la gente a la que pretendes ayudar, seguramente no llegarás muy lejos. Cuando realices Coaching a otros, dedica tiempo para conocerlos y que te conozcan, averigua qué los entusiasma, cuáles son sus debilidades y sus fortalezas, sus miedos y motivaciones.

Brinda ayuda incondicionalmente.

Cuando inicies tu trabajo como Coach, nunca debes emprenderlo con la idea de obtener algo a cambio. Esa actitud con seguridad será contraproducente para ti.  Si esperas recibir una recompensa y no la consigues, te resentirás. Y si obtienes menos de lo que esperas, lamentarás haberle dedicado tanto tiempo.  Es mejor encarar el proceso sin ambicionar más que la satisfacción personal. Da por el solo hecho de dar, por la alegría de ver a otra persona aprender a volar. Si lo encaras así, tu actitud siempre será positiva.

Deja que los demás vuelen contigo por un tiempo.

Implementa un entrenamiento práctico, basado en las relaciones y en la experiencia común.

Esta idea queda más clara con el método que emplean muchos artesanos, donde toman a un aprendiz que trabaja con ellos hasta que llega a dominar el oficio y puede transmitirlo a otros.

Recarga su combustible.

La gente no puede llegar muy lejos sin combustible, es decir, sin herramientas para su crecimiento personal continuo.  Una buena opción puede ser compartirles libros, videos, sitios de internet, información sobre congresos y seminarios; la idea es aportarles algo que les sea de utilidad, estos tipos de recursos los pueden ayudar a desarrollarse más fácilmente.

 Acompaña a las personas hasta que puedan desempeñarse bien solos.

Un buen maestro de vuelo, nunca permitiría que su alumno emprenda el despegue en solitario. Del mismo modo, un buen Coach no permitirá nunca que su coachee emprenda el vuelo solo. Cuando desarrolles a una persona, es necesario tomar en cuenta que la estás encaminando hacia el éxito, y es importante que consideres acompañarlo hasta que esté listo para volar; en ese momento podrás ponerlo en camino.

Despeja el camino.

Aun cuando tu coachee ya se haya desarrollado y tenga las herramientas necesarias para seguir adelante, es importante que te asegures que su camino se encuentra libre de obstáculos. Algunos de los obstáculos más comunes con los que puedes encontrarte son la falta de orientación clara, la mala comunicación, la burocracia que puede sofocar el espíritu innovador, el aislamiento que se pudiera presentar y el miedo a realizar tareas trascendentes. Bríndales un rumbo claro, apoyo positivo y libertad para volar.  Recuerda que lo que hagas puede marcar para ellos la diferencia entre el fracaso y el éxito. Y cuando ellos triunfan, tú también.

Repite el proceso.

Cuando hayas hecho todo lo que podías para ayudar, cuando se hayan ido y estén volando alto, podrás pensar que terminaste. Pero no es así.  Aún queda un paso más que dar para completar el trabajo.  Enséñales a repetir la fase de desarrollo y a guiar a otros. Recuerda que no hay éxito sin un sucesor.

Ayudar a otras personas a elevarse es la mayor alegría del mundo. Es que una vez que aprenden, son capaces de llegar casi a cualquier parte. Y a veces, cuando están volando alto, te ayudan a ti también. Nunca te arrepentirás de haber invertido tiempo en la gente.

Si estás interesado en formarte como Coach, te invitamos a registrarte en nuestros próximos cursos de Fundamentals (nivel para principiantes), para mayores informes ingresa al siguiente link y regístrate http://coactive.mx/cti/coaching-co-activo/#tab-1425269321735-3-9

O ponte en contacto con nosotros al +52 (55) 5280 2787 o escríbenos a ctimexico@coactive.com

 

lider

¿Quieres formarte Coach? conoce qué necesitas para lograrlo.

Si quieres triunfar como coach, primero debes entenderte a ti mismo y a los demás.

Es muy común que, las personas que desean ser exitosas, primero se concentren en sí mismas y no en los demás. Normalmente piensan en qué posición pueden obtener, qué prestigio les dará, cuánto dinero y qué beneficios recibirán.

Lo cierto es que, para lograr alcanzar el verdadero éxito, hay que brindarse a los demás.

Douglas M. Lawson dijo: “Existimos temporalmente a través de lo que tomamos, pero alcanzamos la eternidad por medio de lo que damos”.

Es por eso que, la labor de un coach, es tan gratificante y relevante, sin embargo, es preciso decir que no toda la gente nace con esa vocación.  Si te consideras uno de los afortunados, te invitamos a analizar como estás en estos aspectos:

Inseguridad:

Cuando alguien se siente seguro, importante y querido, no tiene la necesidad de rebajar a otros para verse más grande que ellos.  Ese tipo de actitudes las suelen tener las personas inseguras, ellos tratan de lucir mejor a costa de otros.

La gente verdaderamente exitosa, ayuda a los demás a subir también y nunca se sentirá amenazada por la idea de que otros puedan llegar más alto que ellos.

Un buen coach, seguro de sí mismo, ayuda a otros a triunfar y esto le genera un sentimiento de alegría y satisfacción.

Ego:

Las personas con un ego grande, piensan que los demás existen sólo para servirles de una u otra manera. Normalmente es gente que se rodea de gente con personalidad más débil que la de ellos, para siempre parecer más grande y mejor. Hay un dicho que dice: “Hay quienes tienen un ego tan grande que necesitan ser la novia de la boda o el cadáver del funeral”.

Una persona que solo piensa en sí misma jamás se le ocurrirá dedicar tiempo a ayudar a otros a progresar.

Detectar habilidades:

Todas las personas nacemos con diferentes habilidades.

Lo cierto es que, algunas personas tardan mucho tiempo en detectarlas en sí mismas y, por ende, es imposible que las vean en sus compañeros.  La buena noticia es que, si eres una de las personas que sabe reconocer sus propias habilidades, seguramente se te facilitará también reconocerlas en los demás. Cuando esto suceda, resultará beneficioso para ambos, pues tanto tú como la persona a quien ayudes como coach podrán cumplir sus propósitos para los que nacieron.

Concepto de éxito:

El verdadero concepto del éxito consiste en conocer tu propósito, crecer hasta alcanzar tu máximo desarrollo y que con lo que hagas te asegures de estar ayudando a otros.

Algunas personas tienen el concepto del éxito disfrazado de mucho trabajo para lograr llegar a un destino y obtener posiciones materiales que sean mejor o más valiosas que las de las otras personas.

Cuando la gente aprende a medir el éxito por el grado en que usa lo que recibe, ese tipo de mentalidad se acaba y definitivamente uno de los aspectos esenciales tiene que ver con la satisfacción que nos genere el ayudar a otros.

Capacitación:

Si quieres ser un buen coach y ayudar a crecer a los demás, es preciso que te prepares para saber cómo hacerlo. Formarte como coach no es algo que te enseñen en el colegio ni en la universidad. Para capacitarte en esta disciplina y poder influir de manera correcta en la vida de los demás y lograrlos llevar a un nivel superior es imprescindible que te capacites en un programa acreditado por la ICF.

Si estás interesado en iniciar tu carrera como coach, te invitamos a leer detalles de nuestro programa para principiantes llamado Fundamentals — > http://coactive.mx/cti/coaching-co-activo/#tab-1425269321735-3-9

Si te gustó este artículo, compártelo con tu comunidad en las redes sociales.